16 marzo, 2012

Reflexión Imperiosa

Si no sientes pasión por el cine, lo de dedicarte a la figuración puede ser peor que un castigo. He tenido alguna experiencia en algunas series haciendo de policía o incluso de cadaver... Mi consejo es meterse en ese mundillo  sólo en caso de necesidad, si no tienes nada mejor que hacer o si un amigo te lo pide como favor.
Generalmente el figurante está en el set de rodaje antes incluso que el personal técnico, pasa muchísimas horas preparado, maquillado y vestido, pendiente de que le llamen para hacer su escena que normalmente consiste en colocarse al fondo para hacer bulto. Para su "gran escena" espera horas y horas sin poder moverse de alguna sala... Aunque a veces tienes suerte y coincides con personas excelentes, al final te sueles sentir como un pardillo que ha perdido un día de su vida por una auténtica miseria. Seguramente no hay trabajo peor pagado, así que si alguna vez lo haces hace por dinero realmente te defraudará muuucho.
A pesar de que siempre echaré pestes sobre el mundo de la figuración, esta especie de amor que tengo por el cine me hizo repetir el otro día... aunque en este caso quizá la cosa tuvo más delito porque ni siquiera fui como actor... fui como acompañante!!
La grabación en cuestión era para un episodio de la serie que todavía no se emite "Imperium", una continuación (spin off) de "Hispania" ambientada en lo que era España en tiempos de los romanos.
Esta vez no pase muchas horas, ni "sufrí" mucho... Pude ver los decorados, que son realmente impresionantes y la grabación de un par de escenas con Nathalie PozaJosé Sancho y Jesús Olmedo. Generalmente los actores "principales" y el resto del personal no hacen mucho caso a los figurantes, aunque este último estuvo bastante atento. Me causo buena sensación y quería dejarlo escrito por aquí. No todos los "artistas" están "endivados"... Si, lectores, algunos actores también son (somos?) personas medio normales!